Home

Gordon Brown, el antiguo Primer Ministro del Reino Unido entre 2007 y 2010 ha saltado hoy a la escena mediática para apostar por una mayor autonomía para Escocia dentro del marco británico. Después de un tiempo alejado de la actualidad mediática, el otrora líder del Partido Laborista redoblará ahora sus apariciones para intentar dar un espaldarazo a la apuesta de su partido en la cuestión escocesa.

El Partido Laborista, que defiende el mantenimiento de Escocia dentro del Reino Unido, se encuentra en el mismo barco que el Partido Conservador y el Partido Liberal Demócrata a la hora de decantarse por la opción preferente en el referéndum del próximo 18 de septiembre. Sin embargo, cada cual intenta marcar distancias con sus aliados circunstanciales añadiendo matices diferenciadores a sus propuestas para Escocia. Partiendo del rechazo a la independencia, la mirada está puesta en conseguir dar a los escoceses algo más que el mero ‘status quo’ actual.

En el día de hoy, los laboristas han dado un paso al frente para hacerse visibles en medio de un debate a dos. Su apuesta, formulada por Gordon Brown, se erige sobre los pilares de un aumento de la autonomía para el parlamento escocés de Holyrood en ámbitos comoGordon Brown Nombre empleo, salud, transporte o regeneración económica por un lado; y en la redefinición del Reino Unido como estado ‘descentralizado’ por otro.

Destaca la segunda propuesta, dentro de la que se incluye la necesidad de llevar a cabo un nuevo acuerdo constitucional que se base en el reparto de poder entre los cuatro territorios que conforman el Reino Unido. Para ello, conviene Brown, debería ser consensuado un nuevo marco legal británico que diese las garantías necesarias y especificase las nuevas relaciones entre Irlanda del Norte, Gales, Escocia e Inglaterra.

A su vez, de la misma forma que algunas competencias pasarían a ser controladas casi por completo por los parlamentos regionales, la resolución de problemas graves como los de pobreza o medio ambiente deberían ser dirigidos de forma conjunta por los gobiernos implicados. La idea es la de aprovechar esa doble posibilidad que el mantenimiento del Reino Unido permitiría como un escenario mucho más positivo que el ‘unidireccional’ propuesto por los nacionalistas.

La propuesta no ha tardado en ser contestada por sus adversarios políticos del SNP escocés, quienes han recordado la oportunidad que tuvo de llevar a cabo esa reforma a gran escala durante su mandato como Primer Ministro Británico.

Pero lo cierto es que los laboristas, de esta forma, ponen sobre la mesa los pilares de una alternativa que los diferencia de sus socios de coalición. La palabra ‘federalismo‘ aún no ha aparecido en el debate, aunque la propuesta defendida por Gordon Brown roza ya esta delimitación, como ha apuntado David Torrance (@DavidTorrance). Queda por ver, pues, si el Partido Laborista sigue perfilando durante estos meses lo adelantado por el ex Primer Ministro y si consiguen ganarse la simpatía de electorado escocés. La consulta del próximo mes de septiembre es el principal foco de atracción electoral al que se mira en estos momentos, pero una vez llegado el día 18 los acontecimientos pueden precipitarse hasta la siguiente carrera electoral.

*Imágenes cedidas por “UKLabour” en Flickr con licencia Creative Commons
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s