Home

El Primer Ministro del Reino Unido David Cameron pronunció ayer un discurso en el Velódromo del Parque Olímpico de Londres con la mirada puesta en Escocia. A siete meses del referéndum, Cameron apeló al sentimiento común de ingleses, galeses, escoceses y norirlandeses para hacer frente único y apostar por el mantenimiento de la unión.

Con las últimas encuestas de intención de voto dando por primera vez buenas noticias a los partidarios de la independencia, la pelota parece haber bajado desde las Highlands hasta el tejado del Número 10 de Downing Street. A pesar de que el voto pro-escisión sigue sin llegar al 40%, la repentina escalada de apoyos se ha unido en corriente a las críticas cada vez más sonadas fruto del matiz negativo que la campaña pro-Reino Unido ha desprendido hasta el momento. De ahí el redoble en la apuesta iniciado por el gobierno británico, que deja en segundo plano por el momento la batalla en lo socioeconómico para intentar ganarse al electorado apoyándose en lo intangible.

A todos en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, a todos los que son como yo, quienes nos preocupamos por el Reino Unido, quiero decirles esto: No podéis votar, pero tenéis voz. Votarán nuestros amigos, nuestros vecinos, nuestra familia. Así que sois influyentes. Coged el teléfono, quedad, intercambiad emails o tweets, charlad. Que vuestro mensaje llegue desde Manchester hasta Motherwell, desde Pembrokeshire hasta Perth, desde Belfast hasta Bute, desde aquí hasta la gente de Escocia. Que el mensaje sea el siguiente: queremos que os quedéis. Pensad en lo que hemos conseguido juntos, en lo que podemos hacer juntos, en lo que nos une.

Habló Cameron también sobre la “Marca Británica” y la necesidad de permanecer unidos para seguir siendo fuertes, para seguir siendo “el país más brillante de la historia” en sus propias palabras. Sobre las expectativas económicas, piedra angular en torno a la que gira el debate sobre la independencia en términos generales, el discurso no fue más allá del potencial del Whisky escocés. Una muestra más de que la vista estaba puesta en un aspecto muy diferente.

Así, el Primer Ministro optó por ejemplificar la simbiosis que los escoceses tienen con el resto del Reino Unido sacando a escena, entre otros símbolos, una de las series bandera de la BBC, Sherlock. Escrita por un escocés –Arthur Conan Doyle, interpretada por un inglés –Benedict Cumberbatch, y adaptada a televisión por otro escocés –Steven Moffat.

Nicola Sturgeon

La ola de positivismo en la mirada sobre Escocia por parte de Cameron, sin embargo, no fue suficiente para contentar al gabinete del gobierno escocés. Para Nicola Sturgeon, la viceprimer ministra escocesa, los comentarios desde Londres evidencian las debilidades de David Cameron, ya que rechazó la invitación para llevar a cabo el cara a cara televisivo con Alex Salmond. Desde el SNP siguen ‘lanzando el anzuelo’ cuando tienen ocasión, pues conocen el impacto que una ‘victoria mediática’ podría tener en los votantes.

Lo cierto es que el nuevo frente abierto por el Primer Ministro y su intento de involucrar activamente al resto ciudadanos británicos puede marcar el inicio de una nueva estrategia. La campaña por el ‘No’, Better Together, cuenta de esta forma con el apoyo público de la principal figura política de la nación en el aspecto emocional y ello puedo dar un nuevo impulso a su reivindicación a siete meses vista del referéndum escocés.

 
* Fotografías cedidas por Scottish Government y The Prime Minister’s Office en Flickr con licencia Creative Commons
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s