Home

Según una encuesta promovida por el miembro del Partido Consevador Lord Ashcroft, la mayoría de escoceses se oponen a la independencia de Escocia que se votará el 18 de Septiembre del próximo año. En concreto, el 65% de los 10.000 consultados se mostraría en contra de apoyar la secesión que promueve el Ministro Principal Alex Salmond. Para gran parte de los consultados (64%), el proceso de divorcio con el Reino Unido no debe ser en estos momentos la prioridad del gobierno escocés. El sondeo, que se realizó a comienzos de año, no recoge el posible impacto producido por la campaña iniciada en verano por YES Scotland, aunque el número de encuestados ha sido el mayor hasta el momento.

El dato de oposición a la independencia contrasta con la realidad recogida en el censo escocés de 2011 que se hizo público ayer. Y es que el 62,4% de la población se consideró como “únicamente escocés” mientras que sólo el 18,3% se definió como “escocés y británico”. La superposición de ambos datos invita a dilucidar el escenario en el que el referéndum se decidirá, ya que la temática de tintes meramente identitarios no parece por el momento que vaya a jugar un papel decisivo a la hora de ejercer el voto. De esta forma, tanto a unos como a otros no les valdrá con apelar al sentimiento de pertenencia a Escocia o Reino Unido y sí con la descripción del escenario político que cada territorio vivirá desde  2014 y en adelante.

La importancia del Reino Unido como actor internacional será uno de los temas recurrentes, pero más aún lo será la situación en la que Escocia quedaría tras una posible partición. Su entrada directa en la Unión Europea o no, la estabilidad financiera que el nuevo país tendría para capear posibles crisis futuras o el nivel de cobertura social que una Escocia independiente podría establecer son cuestiones capitales en las que los actores implicados deberán trabajar con el fin de ofrecer las respuestas necesarias. De la capacidad que muestren tanto los que hacen campaña por el “Sí” como los que la hacen por el “No” a la hora de imaginar cada uno de los escenarios futuros dependerá el resultado del 18 de Septiembre.

Por el momento, y tomando los resultados extraídos del sondeo Tory, los votantes siguen dando preferencia a las cuestiones relativas al presente. La economía y el desempleo aparecen como las principales prioridades en las que el gobierno debe centrarse, seguidas por la reforma del sistema sanitario y la mejora de la educación. La independencia de Escocia según la encuesta realizada aparece en el quinto lugar en el orden de prioridades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s