Home
La coalición de partidos que se muestran opuestos a la Independencia de Escocia comenzaron ayer a sentar las bases en torno a las que se construirá una campaña marcada por su larga duración. Tras el acto del pasado viernes en el que los partidarios del voto por el ‘si’ liderados por Alex Salmond y el SNP iniciaron el camino de la campaña para el referéndum de 2014, el resto de piezas del engranaje se han visto obligadas a iniciar su andadura. Si bien no se prevé hasta finales de Junio o comienzos de Julio el lanzamiento oficial de la carrera electoral de los que prefieren una Escocia unida, se han empezado a revelar algunos detalles por lo que puede discurrir.
Partido Laborista Escocés, Partido Liberal Demócrata Escocés y Partido Conservador Escocés se alinearán en el mismo bando como firmes adeptos a la unión e intentarán así reunir un bloque sólido de apoyo para frenar la popularidad del SNP. Fuentes de esta coalición consultadas por The Herald afirmaron que el lema principal que usarán es probable que sea “Stronger together, weaker apart / Más fuertes juntos, más débiles separados”. El objetivo del mismo es centrarse en el argumento principal con el que cuentan, esto es, apelar a la solidez con la que Escocia ha contado en estos más de 300 años de unión hasta la fecha. La crisis económica, como ya se comentó en un artículo anterior, podría ser una baza para hacer dudar a los que creen que un nuevo país podría emerger de forma segura sin quedar expuesto a la debacle financiera que tantos quebraderos de cabeza está creando en Europa. Intentarán a su vez evitar las expresiones referentes a la ‘unión’ o ‘unionistas’ pues en el Reino Unido éstas tienen connotaciones políticas muy fuertes y arraigadas a las corrientes del Ulster que se muestran partidarias de mantener el norte irlandés vinculado a territorio británico, lo que no serviría sino para entrar en confrontación con parte del electorado.
Así las cosas, la opinión general que sobrevuela las Islas teniendo siempre presente las encuestas que hasta el momento siguen vaticinando el triunfo del ‘no’ en el futuro referéndum, es que en caso de que Escocia finalmente se independizase, muy posiblemente se debería más a una debacle de la campaña ‘pro-status quo’ que a una victoria demoledora del SNP. La coalición en principio lo tiene más fácil para que su opción prevalezca, pero será imposible asegurar un resultado con el largo camino que queda por completarse. Debemos esperar, ante todo, a que la campaña por el ‘si’ eche a andar y observar cómo se defiende ante los embates de los partidarios del ‘no’, pues son ellos los que deberán arriesgar más en el intento de redirigir la opinión pública hacia las tesis de independencia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s